Chat with us, powered by LiveChat

La industria alimenticia es la responsable de hacer que millones de personas coman cada día por lo que su alcance es inmenso. Realizar una prueba de alergia puede ahorrar muchos dolores a las industrias pues de introducir un agente alérgeno a sus alimentos el daño sería terrible.

Solo basta con imaginar un escenario donde una compañía lanza una nueva papilla para bebés que incluye un alérgeno que no habían detectado ¿Se imaginan el impacto que podría causar en muchos bebés? Sobre todo si esa papilla se venden en muchos países del mundo.

Es por ello que la industria de los alimentos suele hacer una prueba de alergia a sus nuevos productos así como a los ingredientes que utiliza con la finalidad de poder obtener información valiosa para cotejar con las bases de datos de alergias existentes en todo el mundo.

Así se logra prevenir un efecto no deseado en las personas, evitando causar una reacción alérgica que lleva a un individuo a visitar el hospital de emergencia. Además también se reduce el riesgo de futuras demandas y problemas tanto legales como de salud que puedan generar a las empresas dichas reacciones alérgicas.

Estas pruebas suelen realizarse, ya sea por parte de los mismos laboratorios de las empresas o por medio de laboratorios externos. Esto lo podemos comprobar al leer las letras pequeñas de una caja de cereal donde se indica que dicho producto contiene gluten, por ejemplo, advirtiendo así a quienes son alérgicos que ese cereal no es para ellos.

A través del uso de la prueba de alergia es que las empresas logran ofrecer más valor a sus clientes ya que no solo se preocupan por tener un buen producto sino también porque este no cause riesgos o efectos secundarios a la salud.

https://www.allergytest.com.ar